La impresión en 3D

  • Mano ortopédica impresa en 3d

La impresión en 3D ha evolucionado muy rápidamente en los últimos años, gracias a este sistema de impresión, podemos imprimir cualquier objeto en tres dimensiones con diferentes tipos de materiales y texturas.

Su funcionamiento es muy simple, el material que utilizamos para la aplicación se suministra en un formato parecido al de las bobinas de cable, este hilo de material entra en una cámara que funde el material a una tempertura determinada para ser aplicado sobre una superficie a tracés de un cabezal que se desplaza por todo el espacio disponible para la impresión en sentido horizontal y vertical, accediendo al punto exacto del espacio 3D en el que deseamos aplicar el material.

El mecanismo siempre parte de la base del objeto que hemos decidido imprimir, y aplica un primer hilo de material fundido sobre la superficie caliente de la impresora, esto permite empezar la pieza en todo su perímetro y a continuación va aplicando las capas que conforman el objeto deseado. Cuantas más capas tenga el objeto, más definición obtendrá y en consecuencia invertirá más tiempo en realizar la pieza.

El tiempo de fabricación de la pieza depende básicamente de su tamaño y de la definicion que deseemos, con lo cual conseguiremos más o menos calidad en los acabados.

  • equipo de mpresión en 3d

Podemos elegir una gran variedad de colores y texturas para la producción de las piezas en 3D, en algunos casos el material imita materiales como la madera, el metal, la piedra, el marfil, etc.

También existen colores muy variados, habitualmente se utilizan colores neutros como el blanco, el negro o el gris, aunque también se utilizan los básicos como el amarillo, el azul, el verde o el rojo.

Los materiales que podemos utilizar para nuestras impresiones, tienen texturas diferentes, los hay muy rígidos, de gran dureza, y también existen materiales más blandos, llegando a texturas parecidas a la goma, que permiten modelar objetos flexibles.

Existe la posibilidad de que la pieza a imprimir, tenga una forma que no permita construirla siguiendo el procedimiento de la máquina, esto ocurre cuando en la secuencia de impresión el objeto tiene una parte que se encuentra flotando en el aire, cuando esto ocurre, el software de 3D genera un bastón de apoyo que permite a la máquina apoyar la parte de la pieza que imprimirá cuando llegue a este punto, una vez lo alcance, seguirá imprimiendo con normalidad gracias al bastón de apoyo que ha preparado de forma anticipada.

Cuando la pieza está terminada, es el momento de pulir los bastones de apoyo (si los hay), normalmente el acabado no precisa retoques si la definición es lo suficientemente alta, aunque podemos acabar de pulir aquellos detalles de la pieza que creemos que pueden mejorar su acabado.

La pieza resultante también puede ser mecanizada, agujereada o cortada, pero en la mayoria de los casos puede producirse con todos los acabados necesarios, sin la necesidad de tener que retocar la pieza.

Si están interesados en imprimir con este sistema, puede ponerse en contacto, le atenderemos con mucho gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.